febrero 12, 2014 Por bebedor 1

El whisky JB tatúa sus botellas

La marca de whisky J&B ha decidido sacar una limitadísima edición de sus botellas de whisky con una capa de látex tatuada a mano por  el estudio Parisino Le Sphinx.

La historia de J&B se remonta a la segunda mitad del siglo XIX, justo el mismo período que el tatuaje comenzó a extenderse en Londres, gracias a los marineros de la Royal Navy que volvían tatuados de sus largos viajes. Esta tendencia finalmente llegaría a la clase alta británica cuando el príncipe Bertie (más tarde Eduardo VII) se tatuó por primera vez en 1862, para después extenderse por toda Gran Bretaña y Europa.
J&B tatuado 2

Como una poco forzada celebración de ésta feliz coincidencia en el orígen,  se decidió tatuar 25 botellas. Para ello se han utilizado botellas con piel de látex , como el que se utiliza para la práctica del tatuaje, lo suficientemente delgado para respetar forma de la botella pero lo suficientemente fuertes para aguantar las agujas de la maquina del tatuador. Se decidió dar color piel humana a la botella para fortalecer la percepción del tatuaje y crear algo interesante.

Para tatuar cada una de las botellas se invirtieron 20 horas, utilizando un diseño único para cada una de ellas.

Como se puede ver en las imágenes, el diseño es magnífico.

Estas botellas se pondrán a la venta en Publicis Drugstore y en L’éclaireur rue Herold, París presentadas en una caja de madera serigrafiada en negro.

 

Caja de botella de J&B tatuada

 jb tatuado 4

jb tatuado 6 jb tatuado 2

 Fuente: Behance