octubre 15, 2014 Por bebedor 1

La absenta y sus mitos

No existe una bebida mas legendaria en la historia de las bebidas alcohólicas que la absenta. La mayoría de las veces la gente tiene un conocimiento básico de su existencia. Sabe que existe. Solo una pequeña parte de esta gente conoce algunas verdades sobre el licor, y unos pocos de ellos han disfrutado de un vaso de esta bebida misteriosa. Y otros pocos saben realmente cómo se bebe la absenta. Por lo tanto, este artículo tiene como objeto presentar al lector algunos hechos básicos sobre éste mítico licor, revisando su ilustre pasado.

Fue en la década de 1790 cuando se creó en Suiza un supuesto tónico multiuso hecho a base de ajenjo, conocido como absenta. Altamente tóxico, y aromatizado con anís, se atribuye su invención a Pierre Ordinaire, un médico francés. Pero los lugareños del pueblo defienden que el Dr. Ordinarie llegó más tarde de su creación, y que las hermanas Henriod, oriundas del pueblo. eran conocidas por haber dispensado un tónico medicinal que llevaban una gran similitud al ajenjo.

Aún así, era Ordinaire, no las hermanas Henriod, el que vendió la fórmula de la tónica de absenta a la familia Dubied-Pernod, que estableció la primerra destilería de absenta en Couvet.

En las décadas siguientes, la absenta comenzó a despojarse de su imagen como un tónico medicinal y se hizo más conocida por sus efectos psicotrópicos: estimulaba visiones, sueños y proporcionaba inspiración a artistas. Así la leyenda del hada verde entró en existencia. De hecho, la absenta inspiró a grandes artistas y escritores como Degas, Van Gogh, Picasso, Hemingway, Oscar Wilde y Mary Shelley para crear pinturas y libros que se convirtieron en clásicos en el mundo del arte y la literatura.

[Tweet «La absenta se hizo conocida por sus efectos psicotrónicos: visiones y sueños. «]

Como el siglo XIX llegaba a su fin, un lobby fue creciendo en contra el alcohol en general y en contra de absenta en particular. Se llevaron a cabo muchos supuestos experimentos científicos para supuestamente demostrar que el aceite de ajenjo, uno de los muchos ingredientes de absenta, era peligroso y venenoso. A pesar de este ingrediente utiliza sólo una pequeña cantidad de ajenjo para su fabricación.

Otro acontecimiento que ocurrió en 1905 ayudó a sellar el destino del hada verde. Un hombre suizo, Jean Lanfray, asesinó a toda su familia. A pesar de que el hombre tenía una larga historia de ser un bebedor problemático, su locura fue atribuida a la absenta.

En 1912 muchos países europeos y Estados Unidos ilegalizaron la absenta. Francia siguió su ejemplo en 1915. Tal vez por estar visto como una fruta prohibida, muchos de los falsos rumores e historias sobre los peligros de absenta continúan hoy en día, pese a que la ciencia moderna ha demostrado que ajenjo es no más dañino que cualquier otro ingrediente usado para los licores, ni la causa de la locura.

Ahora, al comienzo del siglo XXI, prácticamente han desaparecido las prohibiciones. En la mayoría de países europeos, la absenta es completamente legal. En los Estados Unidos, todavía hay leyes en contra de producirla y venderla, aunque poseerla y beberla ya no es delito.