abril 7, 2021 Por bebedor 0

Receta de cóctel Hot Toddy

Acerca de este cocktail

El cóctel Hot Toddy es el abuelo de las bebidas calientes. Tanto en una cabaña de montaña cubierta de nieve como en una aclamada carta de cócteles, el clásico Hot Toddy tiene una función que se toma muy en serio: calentarte. Los orígenes del Toddy se remontan a mediados del siglo XVIII, y la bebida se compone tradicionalmente de una bebida espirituosa, azúcar y agua caliente, quizás con una cáscara de limón o especias variadas. En Irlanda, se utilizaba whisky irlandés. En Escocia, utilizaban whisky escocés. En Estados Unidos, pues, utilizaban lo que tenían a mano, a menudo brandy o ron. Hoy en día, el whisky suele ganar. Sin embargo, el cóctel puede estar mezclado con diferentes bebidas alcohólicas, dependiendo de dónde se obtenga, dado que el Toddy se puede personalizar. Se sabe que un buen Toddy sirve para arrancar las mañanas, curar los resfriados y hacer de horno en una noche gélida. Muchos creen que su primer uso fue como ayuda medicinal. El licor era conocido por adormecer el dolor, mientras que los cítricos y el azúcar (o la miel) podían calmar el dolor de garganta. Con un solo sorbo de este cóctel caliente y reconfortante, es fácil entender cómo ha resistido el paso del tiempo. Es cierto que la calefacción central y la medicina moderna pueden ser más eficaces que una bebida caliente, pero no se puede negar el poder vivificante de un Hot Toddy. Esta receta procede del barman de San Francisco Jacques Bezuidenhout y lleva whisky, agua caliente, azúcar demerara y una cáscara de limón con clavo. Puedes utilizar cualquier tipo de whisky que te guste, y el resultado final será delicioso. Afortunadamente, el Toddy es muy fácil de hacer. Coge tu taza favorita y caliéntala con un poco de agua hirviendo, de forma similar a como se enfría una copa de Martini. Después de uno o dos minutos, tira el agua y prepara tu bebida en la misma taza combinando tu licor con azúcar y más agua caliente. Ya sólo queda echar otro tronco al fuego y disfrutar del cálido abrazo del whisky.

Ingredientes

agua hirviendo, para llenar una taza 4 clavos de olor 1 cáscara o rueda de limón 2 cucharaditas de azúcar demerara o azúcar moreno 1/4 onza de zumo de limón, recién exprimido 2 onzas de whisky (bourbon, centeno, irlandés o escocés)

Modo de preparación.

Llena una taza con agua hirviendo y déjala reposar un minuto o dos para que se caliente. Mientras tanto, clava los clavos en la cáscara o rueda de limón y resérvalos. Vacía la taza y llénala hasta la mitad con agua fresca hirviendo. Añade el azúcar y remueve para que se disuelva. Añade la cáscara o rueda de limón preparada y remueve. Añade el zumo de limón y el whisky, y vuelve a remover.